Llevamos semanas saliendo a nuestros balcones y ventanas a homenajear a nuestros sanitarios. El pasado domingo 17 de mayo este encuentro social terminó y toca reflexionar sobre el futuro de la sanidad.

De repente todo lo que era importante se volvió irrelevante ante la pandemia. Los planes y preocupaciones han pasado a un segundo plano. En cambio, el jabón, una mascarilla, un respirador o una cama de hospital han sido nuestra prioridad durante estos meses. La prioridad era estar sanos y cuidarnos, pero ¿qué sucede ahora que progresivamente podremos volver a la normalidad?

El futuro de la sanidad

Desde Anesvad nos gustaría que la solidaridad ante el coronavirus no caiga en el olvido. Que al menos esta pandemia sirva para valorar nuestro sistema sanitario y a sus profesionales y nos haga recordar que gestos como los aplausos nos han unido frente a la adversidad.

Aunque estemos más o menos de acuerdo con el gesto de aplaudir todas las tardes a las 20:00, esta efervescencia colectiva ha demostrado que la sanidad es vital para nuestro bienestar y que necesitamos que sea fuerte y accesible para todo el mundo.

Imagen: Jairo Vargas

Ahora que nos adentramos en eso que llaman la nueva normalidad,  y los aplausos se desvanecen, en Anesvad seguimos ondeando la bandera de nuestro movimiento Menos Virus, Más Sanidad. La bandera en defensa por la salud, una bandera solidaria ante una crisis que aún no ha terminado.

Sanidad por bandera: el movimiento a favor de la sanidad pública

Si quieres unirte y obtener la tuya, además de defender nuestra salud, estarás ayudando a dotar de material sanitario a países de África Subsahariana en su lucha contra la COVID-19.

Haz tu donación solidaria y consigue tu bandera Menos Virus Más Sanidad aquí. Contigo somos más fuertes.

balcón_bandera_sanitaria