En 1988, la OMS define la salud pública como “un concepto social y político destinado a mejorar la salud, prolongar la vida y mejorar la calidad de vida de las poblaciones mediante la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y otras formas de intervención sanitaria”

En 1986, bajo el impulso de la OMS; del ministerio federal de salud canadiense y la Sociedad Canadiense de Salud Pública, los Estados miembro de la OMS adoptan la Carta de Ottawa; un texto fundamental desde el punto de vista de la Salud Pública donde se define el concepto de “promoción de la salud” que “consiste en proporcionar a la gente los medios necesarios para Se reconoce que hay unas condiciones o requisitos previos necesarios para la salud (determinantes sociales de la salud) en concreto la paz, cobijo, educación, alimento, ingresos económicos, un ecosistema estable, recursos sostenibles, justicia social y equidad. Además, en la Carta de Ottawa se define la articulación de las políticas de salud y los ejes de intervención según los cuales deben de estructurarse las acciones de promoción de la salud: construir políticas públicas saludables, crear ambientes que favorezcan la salud, reforzar la acción comunitaria, desarrollar habilidades personales, reorientar los servicios de salud.

Podéis encontrar más información en el siguiente enlace