Debido a la crisis de la COVID-19, el Gobierno de Costa de Marfil impuso en marzo un estado de emergencia con medidas preventivas: distanciamiento social, prohibición de concentraciones de más de 50 personas y toque de queda de 21h a 5h.

Akpa Amari, nuestro colaborador de Anesvad en Costa de Marfil, nos informa que la situación le ha forzado a suspender todas las reuniones presenciales con colaboradores de los proyectos que llevamos a cabo en el país en la lucha contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD). Por ello, las misiones sobre el terreno se han visto afectadas por no poder desplazarse al interior del país.

Reorientar y planificar las intervenciones para combatir el virus y las ETD

El trabajo en equipo es vital para seguir con nuestra actividad y evitar que el sistema sanitario marfileño se debilite aún más. Por ello, estamos reestableciendo nuestras acciones en los centros de salud periféricos. Los equipamos adecuadamente e implantamos un sistema de formación continua que facilite la preparación de los agentes de salud en los distritos sanitarios. Además, avanzamos en la asistencia técnica a los socios colaboradores mediante la elaboración de borradores y la revisión de informes de proyectos de los centros especializados. 

También hemos reorientado parte de nuestras intervenciones en Costa de Marfil para dar una respuesta conjunta contra la COVID-19.

Mascarilla solidaria para frenar el virus

Queremos seguir reforzando la labor de personas como Amari. Si quieres apoyarnos, por un donativo de 15€ recibe una mascarilla solidaria y contribuye a conseguir un África libre de COVID-19. Con tu aportación seguiremos dotando de material sanitario y de protección a las personas que más lo necesitan. Sea en Costa de Marfil y en otros países donde trabajamos por el Derecho a la Salud.