La COVID-19 en África ya ha superado la barrera de los 200.000 contagios y se suma a las debilidades de los sistemas de salud para afrontar esta y otras enfermedades endémicas. Hablamos con el doctor Benedict Quao, director del Hospital General de Ankaful y coordinador del Programa de lucha contra la lepra del Servicio de Salud de Ghana.

Quao, profesional sanitario incasable en la lucha contra Enfermedades Tropicales Desatendidas, nos relata cómo están afrontando la crisis del coronavirus desde la Atención Primaria en su hospital. “El sistema sanitario no puede quedarse congelado. Antes del coronavirus teníamos otras enfermedades y ahora tenemos que seguir funcionando” asegura, aunque “las cirugías opcionales no se están haciendo, pero seguimos haciendo operaciones obstétricas u otras urgentes”.

La Covid-19 en África no debe frenar el sistema sanitario

Y es que muchos hospitales del país adolecen de una falta de recursos tanto materiales como humanos. Según el doctor Quao “esta pandemia ha puesto de relieve una vez más la importancia de la sanidad pública”, tanto en países enriquecidos como en África, donde la situación se ha visto agravada. De hecho, “en muchos países todavía estamos luchando con enfermedades contagiosas y no se ha desarrollado mucho ese tipo de atención”.

Para Quao, más allá de dotar a los sistemas con material sanitario, se requieren de “más seres humanos, de carne y hueso, para entrar en el hospital y cuidar a las personas.” Desde nuestro movimiento Menos Virus, Más Sanidad hacemos nuestras sus sabias palabras.