Hemos vivido en los últimos años un avance prodigioso de la salud y las personas cada vez viven más tiempo y con mayor bienestar. Esto se debe a la investigación y a nuevos medicamentos y tecnologías que, hasta hace poco, parecían ciencia ficción.

Hoy recuperamos las reflexiones de nuestro colaborador el Dr. Benedict Quao. Es director del Hospital General de Ankaful y coordinador del Programa de lucha contra la lepra del Servicio de Salud de Ghana.

Una atención comunitaria centrada en las personas

El Dr. Benedict Quao lucha incansable contra las enfermedades olvidadas y ahora la COVID-19. Defiende que “esta pandemia ha puesto de relieve una vez más la importancia de la sanidad pública y de la capacidad de integrar el sistema sanitario en las estructuras comunitarias, porque tienes que poder identificar casos en las comunidades, ser capaz de aislarlos y garantizar que puedes controlarlos”.

Al preguntarle sobre los recientes rebrotes, el doctor tiene claro que “tenemos que prestar atención sobre dónde van nuestras inversiones. Es preciso que desarrollemos redes o infraestructuras generales de salud pública más fuertes para ser capaces de identificar los casos de manera temprana y cercar la enfermedad.” Y es que, para él, aumentar el personal sanitario y capacitarlo es clave.

“Las máquinas y los diagnósticos avanzados ya llegarán, pero para tratar enfermedades contagiosas como esta, lo que se necesita son personas para cuidar a los pacientes.

Desde Anesvad, seguimos luchando contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas y en la protección de la salud como Derecho Humano Fundamental.